Letritas publica "6 años después", una antología poética compuesta por el trabajo premiado de 5 autores de México, Argentina, Uruguay, Chile y Gibraltar


Alfred Edward Housman
era un inglés enamorado de la lluvia.
su vida transcurrió entre ventanas
y paraguas.

Gabriel Moreno - Barcelona

 
Guillermo Martín Bermejo - 'Tulipán rojo' - 2006 - Vinil adherible


Caperucita llega a la puerta del sol y llama:
toc... toc...

La miel de sus labios se despega               
vuela.

Sonríe el sol
porque sus ojos son dos pálidos faros
iluminando          siempre,
porque sus manos
-cántaros de luz que besan-
están lloviendo,
porque su boca es un alud
resonando         siempre.

Cierra el bosque al salir,
niña pequeña,
que los lobos de aquí
saben que sueñas.
Eva Cabo

Reseña

El Colectivo Poético Cardo, organización cultural independiente, inicia labores en 1999 a partir de un taller de percepción poética coordinado por la poeta mexicana Raquel Olvera. Consciente de la importancia primordial del arte en la sociedad, ha buscado el encuentro de diversas expresiones artísticas, organizando exposiciones multidisciplinarias, incursionando en labores de edición, publicando los primeros trabajos de sus integrantes y, entre 2005 y 2008, publica 3 antologías: “Cardo 5 años”, “Movimiento pendular simple” y “La oscuridad que late al fondo”.
La presente antología es el resultado de un concurso poético organizado por el colectivo en 2006, en el cual participaron más de 100 poetas de Iberoamérica.  El jurado estuvo integrado por Raquel Olvera, María Luisa Rubio, Clarisa Pérez Villalobo e Iván Buenader.  Colaboraron en la organización del mismo Gustavo Leguizamón, Soledad Labaca, Guillermo Eduardo Martínez y Tania Díaz.
6 años más tarde, la editorial Letritas del Changarrito, un proyecto editorial sin ánimo de lucro integrante del Proyecto Changarrito, fundado por el artista plástico Máximo González, publica esta obra compuesta por el trabajo premiado de estos 5 autores de México, Argentina, Uruguay, Chile y España.

***

Luis Alberto Carro D'Errico, nacido el 22 de octubre de 1952 en Colonia del Sacramento (Uruguay). Poeta, periodista, investigador histórico, conductor de programas de radio, animador de espectáculos. Escribe para las revistas "Estampas Colonienses" y "La Voz de la Arena". Corresponsal del diario "La República" (Montevideo). Integra el equipo realizador de Revista Cultural U en versión digital ("Prohibido doblar en U"). Tiene en su haber dos libros de poemas ("Instrucciones en caso de alegria" y "Perro de balcón".)

GABRIEL MORENO. Nació en Gibraltar (colonia británica) en 1977. Licenciado en Filosofía y Estudios Hispánicos por la Universidad de Hull, Yorkshire (Inglaterra) (1995-1999). Sus obras poéticas publicadas incluyen las publicaciones con Omicrón (Barcelona) Londres y el susurro de las amapolas (2007), Voices from the blue (2008), Cartas a Miranda (2008), La barca enterrada (2009) y Los árboles plateados (2009), Identidad y deseo, (2010) y con Orion Contemporary (Londres) The Hollow Tortoise (2012).

Eva Cabo (México/España)
Nació en Galicia. Poeta, narradora oral y hacedora de libros. Es una de las fundadoras del colectivo de escritoras “Las Poetas del Megáfono ”. Actualmente trabaja en el proyecto editorial Casamanita Cartoneira, entre México y España. Tiene publicados tres libros de poesía: Al borde de un cerezo, La constancia de las olas y Poemonstruos. Su obra ha sido recopilada en antologías de poesía y relato.

Ariel Devincenzo (Buenos Aires, 1977)
Es escritor y performer. En el año 2000 se sumó al colectivo Etcétera… y en 2005, junto a otros artistas y militantes, dieron forma a la Internacional Errorista y a su texto fundacional El manifiesto errorista (Milena Caserola & )el asunto(, 2009). En 2011, junto a Maximiliano Frydman, realizaron el videopoema. Publicó Lo que queda del mono (Ed. El mono armado, 2007) y Cementerio porno (Milena Caserola & )el asunto(, 2012).

CAMILO HERRERA ESTAI
(Santiago, Chile, 1986)

Estudiante de 3º año en Ingeniería Civil en la Universidad Católica de Chile. Ha participado en varios talleres como “Oh, Poesía” de la poeta Teresa Calderón, Taller a Ojo Desnudo de Kurt Folch, Panorama de Poesía Femenina Chilena de Paz Molina y el Taller en Ruinas de Héctor Hernández Montecinos. Recibió el Premio Creación Literaria Joven Roberto Bolaño categoría poesía (2006) del Consejo Nacional del Cultura. Participa como editor en la revista matemapoética “Meiosis”. Entre sus obras, aún inéditas, se encuentran “Janine la Sensacional”, “Houston 5000” y “Rocco”. Contacto:
PREMIO CARDO DE POESÍA 2006
Colectivo Poético Cardo
6 años después

Introducción.
Autor: Samuel Bossini
  
¡Tanto peor para aquellos que no entienden más que un lenguaje!
Albert Béguin

Toda antología, sea surgida por una recopilación de textos de varios autores o de uno, es una caja de pandora. Abrir un mundo que se va extendiendo como una larga cinta de distintos anchos y distintos colores. Si algo es una antología de uno o varios autores, es que su totalidad funciona como un coro. Un coro que hace sentir la multiplicidad de voces que página a página (en este caso: antologías de varios autores), toman la posta y deben dar cuenta de su presencia en el libro.
Decimos coro y también es decible almas unidas por una malla invisible que los suelta y los retiene. Una antología es legible como una expresión encadenada de talentos que van saliendo a escena uno a uno y el lector va adquiriendo para sí, los instantes fugitivos que surgen.
En esta antología organizada por el Colectivo Poético Cardo 6 años atrás, lo primero que hace suponer y da alivio, es que el grupo Cardo sigue funcionando. Que los silencios que pudo haber son los saludables silencios del trabajo que la creación merece y necesita. Nacidos en el año de 1999, de la mano de la poeta Raquel Olvera, el grupo fue creciendo y expandiéndose hasta repetir la apuesta, como dije antes, 6 años después con otra antología que incluye otros autores. Autores salidos de un premio generado por el grupo poético Cardo y que en ellos podemos ver una poesía viva, con un interesante poder de cantar y de transportar al lector hacia diferentes rutas de luz y ningún falso escalón.
Estas voces, de distintos puntos de la Tierra, tienen algo en común, y consciente o inconscientemente, los diversos caracteres poéticos dan unidad y continuidad a la antología, con la capacidad de experimentación de cada uno de los escritores que la integran. Cada uno de ellos trabaja la palabra desde un juego que forma y libera la visión del autor. Un juego valiente que no apunta a una originalidad ni a dar una sorpresa nunca vista. Es el juego que la palabra cree necesitar y el autor participa como cómplice de ese juego. Dejando al texto que ofrezca ese fruto dulce que todo buen lector sabrá degustar y compartir. Estará habitando una casa donde cierta inocencia se cruza y convive con alucinados instantes.
Tanto Eva Cabo, Gabriel Moreno, Ariel Devincenzo, Camilo Herrera Estai, Luis Alberto Carro, 5 escritores que forman parte de esta singular selección dejan volar, ascender y descender a gusto, cada una de sus palabras. Llegando a nuestros oídos eliminando toda distancia y reforzando esa bella idea del teórico y poeta Aldo Pellegrini, cuando nos decía que: la poesía quiere expresar con palabras lo que las palabras no pueden decir. Y desde ese no poder decir o lo que Beckett se pregunta con obsesión en un poema: cómo decir. Y desde ese no poder decir desde la palabra y esa búsqueda o más que búsqueda: encuentro del cómo decir, es que el poeta transita y discierne  su paso en el texto.
Es esta compilación encontraremos diferentes disposiciones y dispositivos de versos. Poemas que están escritos en castellano y en inglés, texto en prosa, un poema presentado como un texto de aventura. Distintos equipajes para afrontar el mismo viaje: la poesía. Distintas almas trabajando dentro de distintos cuerpos. No hay vanas certidumbres. La palabra recorre, en esta antología, imágenes que desbordan y calan en el ojo y en la sensibilidad del lector.
El piso que construye la poesía, o mejor: toda creación, es de un material ajeno a la Tierra. En ella vagan espíritus y rostros que saben que toda partida es un golpe de dados, como lo es todo poema. Poesía construida desde un mundo apoyado en abismos. Cada uno de los poetas ha sido fiel al momento en el que cree estar y para ello generó sus propias leyes y tomó sus propias tradiciones, ambas imprescindibles (las propias leyes y la tradición) para hacer a un poeta, hacerse de una poesía. Poemas y poetas rebosantes de libertad.
Jules Supervielle afirmaba que: no me gusta el sueño que va a la deriva. Y sin duda ninguno de los sueños, de las imágenes de estos poetas va a la deriva. Son conducidos por la propia ansiedad del texto. Una ansiedad que abre al placer y a la continuidad de su lectura.

1 comentario: